Siempre en la búsqueda de caminos interdisciplinares, Isabel acompañó, a partir de 2007, trabajando como actriz a su carrera de pianista. Sin dejar atrás otro tipo de conocimientos para completar su formación en las artes escénicas y la música, se animó a probar ¿qué era aquello que llamaban “Lindy hop”? y desde entonces no ha parado de bailar.

Titulada Superior en el Conservatorio Superior de música “Rafaél Orozco” de Córdoba, con la especialidad de piano y actualmente componente de la Cía. 7gatos, trabajando a favor de una educación basada en la “Inteligencia emocional”; Isabel, tiene la necesidad de profundizar en las raíces del Jazz y sus ritmos sincopados.

Trabajar la improvisación y los movimientos naturales del cuerpo desde este estilo musical, y disfrutar de la creación de coreografías con aire festivo, alegres y divertidas, para fomentar la desinhibición del colectivo, forman parte de las inquietudes de esta apasionada de los “pasos de Jazz”.